Archivo Abril, 2012

El oficio sin ‘alma máter’

Por Ana Gil. Publicado en Expansion.com

cincoech

La Universidad española no se plantea la creación de un grado oficial para los jóvenes que sueñan con ser escritores. Y… ¿por qué para los futuros músicos y pintores, sí?

Durante siglos ha habido Literatura en el continente europeo sin necesidad de que los escritores hayan recibido una formación previa. Ni en la escuela, ni a través de actividades extra académicas, ni en la universidad.

En la actualidad, el mercado editorial está en crisis y, en consecuencia, el oficio se está viendo afectado. Cada vez es más difícil que un joven escritor consiga llegar a los grandes escaparates literarios. Muchos se quedan por el camino. A pesar de todo, la universidad española no plantea la posibilidad de formalizar la profesión a través de unos estudios oficiales.

Cuando se observa esta realidad y la gran elasticidad de creación de títulos que ofrece el Plan Bolonia, una de las preguntas que saltan a la palestra es la siguiente: ¿Por qué un músico y un pintor sí que necesitan formación académica y un escritor no…?

“El músico necesita aprender una técnica; el pintor, también. En la escritura, las cosas son más sencillas. Todo el mundo sabe las técnicas: leer y escribir”, nos explica Javier de Navascúes, profesor de Literatura de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra (Unav). A lo que apunta a continuación: “Hay que tener en cuenta que a diferencia de Estados Unidos, la tradición universitaria española y europea no ha contemplado nunca la formación de sus escritores. Ni por ahora creo que lo vaya a hacer”.

Una de las razones que se subraya desde la universidad española para no comprometerse en la creación de un grado universitario para este sector es que no es fácil de evaluar en términos académicos. “¿Quién tiene un Sobresaliente…? ¿Cómo se puntúa eso? La calificación es muy compleja”, concluye Navascúes.

Pero no es todo negro para los futuros escritores. Desde hace 20 o 25 años, en España existentalleres de escritura que facilitan el engranaje de los artistas. Los expertos los ven como una opción o complemento pero no como algo prioritario en su formación.

Un taller no es necesario. Si lo hubiera sido, la literatura hubiera nacido hace 50 años… Pero es cierto que los talleres crean unos magníficos foros que la persona que quiere aprender por su cuenta no encuentra. Otra gran ventaja es que estos cursos encauzan más sencillamente lo que siempre se ha hecho: formar escritores, orientarles en lecturas, escucharles y hablar, animar y facilitar la publicación de sus obras”, apunta el profesor de la Unav.

Andrés Sorel, secretario general de la Asociación Colegial de Escritores de España, es muy tajante sobre este tema. “Desde mi punto de vista no se puede ni se debe enseñar a escribir. De estas escuelas salen normalmente burócratas o amanuenses al servicio de los mercados y de la literatura entendida fundamentalmente como una mercancía más”.

A pesar de su rechazo a la formación oficial, cree, como el profesor Navascúes, que las escuelas tienen su cometido. “Lo que sí pueden los talleres es fomentar la lectura y las prácticas de quienes sienten necesidad de escribir”.

Por otro lado, aunque no es lo mismo ser filólogo que escritor, los estudios de Filología y la preparación para ejercer este oficio no están reñidos. “De hecho, en las clases de Filología hay asignaturas de creación. Y hay jóvenes que buscan ser escritores y para ello escogen estos estudios. Otro apunte es quehay filólogos que se han interesado como Dámaso Alonso y Miguel Dors. María Dueñas, por ejemplo, es un caso más actual. Es profesora de Filología Inglesa en la Universidad de Murcia y después del éxito de El tiempo entre costuras, está a punto de publicar su segunda novela”, comenta Navascúes.

¡Americanos al poder!
Y mientras Europa se resiste, Estados Unidos tiene una larga tradición en la formación académica de sus escritores. “Los norteamericanos son muy pragmáticos –no digo que sea malo– y por esa razón que decidieran oficializar esta profesión, no es casual”, concluye el docente.

Su oferta estelar es la de la Universidad de Iowa. El Programa en Escritura Creativa, mejor conocido como el Iowa Writers’ Workshop, empezó en 1936 y desde la fecha sus alumnos han ganado una docena de premios Pulitzer así como numerosos National Book Awards y otros galardones importantes.

Sorel, que ha realizado una estancia como escritor invitado, nos comenta su experiencia: “Te pagan una cantidad considerable de dinero para que te refugies allí a escribir y, a cambio, mantienes charlas con los alumnos o das alguna conferencia sobre tu obra”.

Cinco opciones para ser escritor

cincoHay fórmulas que siempre permanecen. E incluso uno puede plantearse que son mágicas porque no encuentra explicación a cómo se producen y a por qué en el siglo XXI siguen funcionando del mismo modo que en la Edad Media.

Ser escritor es uno de los pocos oficios que conserva una entre sus estantes. Durante siglos ha habido Literatura sin necesidad de que estos artistas hayan recibido una formación previa. Te ofrecemos cinco formas de adentrarte en el oficio.

Taller de Clara Obligado
El taller de la argentina Clara Obligado es pionero en nuestro país. La escritora, afincada en España desde 1976, lo puso en marcha hace 32 años. Conforme ha pasado el tiempo se ha ido modernizando a la demanda y en la actualidad ofrece clases presenciales, online, correcciones y tutorías.

Quien crea que la mejor opción es disfrutar de sesiones en directo, tiene la posibilidad de escoger entre el taller anual, el de iniciación, el de lectura y el dirigido a los más jóvenes –si tienes entre 13 y 17 años–. La oferta online no se queda corta. Clara Obligado cuenta con un taller intensivo, uno de hiperbreves y un último de novela policíaca. Las tutorías están pensadas para gente que ya tenga escrito una libro.www.escrituracreativa.com.

Facultades de Filología
Los estudios de Filología en son una buena opción para formarse como escritor en España. Aunque las asignaturas no están destinadas a la escritura, esta formación aporta a los alumnos una base teórica muy sugerente y quien tenga aptitudes para la creación, la puede aprovechar al máximo.

Otra ventaja, es que las filologías y, en este caso, también los estudios de Periodismo y Comunicación Audiovisual, ofrecen asignaturas relacionadas directamente con el oficio de escritor. A esto se puede añadir que en los campus de Humanidades cada vez cobran más popularidad los concursos, foros, seminarios especializados, encuentros, debates, etcétera en torno a la redacción literaria. www.unav.es.

Escuela Contemporánea de Humanidades
La Escuela Contemporánea de Humanidades (ECH), ubicada en Madrid, imparte cursos sobre creación literaria, filosofía, creatividad, taller de escritura de un gran alto nivel.

La ECH nace cuando la fórmula pedagógica de la Escuela de Letras, fundada por Alejandro Gándara junto a otros pensadores en los años 80, queda agotada como vanguardia. En 2000, Alejandro Gándara funda la ECH junto a María Sendagorta con el apoyo de otros intelectuales, empresarios y escritores. El reto es crear un centro de altos estudios especializado en la creación y sentar las bases de una universidad de la creación. Más información en www.ech.es.

Aprender desde casa
No es imposible convertirse en un escritor reconocido sin ayuda… pero sí cada vez es un reto más arduo. Una opción que se acomoda a quien quiera ir por su cuenta son los talleres online. Estos cursos sirven de apoyo formativo y te ayudan a contactar con gente con unas aspiraciones similares a las tuyas.

Los talleres de escritura creativa y Ediciones Fuentetaja han sido pioneros en esto. En 1986, ya habían ideado un método de trabajo a distancia y en grupo en el que era posible participar desde cualquier lugar del mundo.
Desde 2010, la nueva fórmula es el Taller de Escritura Creativa 2.0. Se trata de un curso dirigido a cualquier persona interesada en realizar un taller literario que no descuide las nuevas posibilidades de la escritura en las páginas web. Más información en www.fuentetajaliteraria.com.

Iowa Writers’ Workshop
Las universidades norteamericanas muy pronto vieron importante diseñar un programa de estudios para los jóvenes que estaban interesados en ejercer el oficio de escritores. El Programa en Escritura Creativa, más conocido como el Iowa Writers’ Workshop, de la Universidad de Iowa es el más popular.

La escritora Lan Samantha Chang es la actual directora de esta iniciativa.
El programa empezó en 1936, con la reunión de poetas y escritores de ficción bajo la dirección de Wilbur Schramm. Los graduados obtienen una Maestría en Bellas Artes en Inglés; Iowa fue la primera universidad del país en ofrecer este grado. Los estudiantes participan en un pequeño número de clases cada semestre. El programa gira alrededor de los Talleres de Graduados que se reúnen una vez a la semana. www.uiowa.edu.


No hay Comentarios

La respuesta ECH a los recortes: invertir en educación

Máster Junior Creación LiterariaEl 61,8% de los españoles considera que la calidad de la enseñaza es regular o mala, según el barómetro de marzo 2012 del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Los datos comienzan a aparecer estos días en la prensa. Sin embargo, no son noticia. Que la calidad de la educación es mala lo sabemos, lo sentimos, lo decimos. La noticia deberá ser ¿qué hacer para mejorarla?

La respuesta es tan fácil que hasta parece obvia: para mejor la educación hay que pensar e invertir en educación. Sin embargo, como si fuera un monstruo que se come su cola, la respuesta del gobierno al 61,8% de los españoles que consideran regular o mala la educación, ha sido recortar el presupuesto del área. A partir de ahora la educación tiene un 21,9% menos de dinero que el año pasado y además reduce su peso en el conjunto presupuestario. La inversión en educación pasa de constituir el 0,9% del gasto total a instalarse en el 0,7%.

La ECH ya forma parte de ese 21,9% porque se vio desfavorecida al no recibir la subvención del Ministerio de Cultura que ha recibido en años anteriores. Sin embargo, la decisión de la ECH es seguir invirtiendo tiempo, inteligencia y dinero en educación, los mejores tres elementos que cualquiera puede brindar a la causa a la que se entrega. Porque estamos seguros de que en educación no se gasta, se invierte. Es decir, no existe el ahorro en educación. No tiene sentido. Reducir en educación no es mejorar el presente en tanto estemos empeorando el futuro.

Máster Junior Creación Literaria2A la pregunta “¿Qué cree usted que se podría hacer para mejorar la enseñanza?”, los encuestados eligen respuestas como: exigir más conocimiento, fomentar la implicación de las familias en la educación de sus hijos o mejorar la formación del profesorado, entre otras. Es difícil encontrar propuestas de calidad pero, cuando aparecen, los resultados son para admirar. Y difundir. Y copiar. Nuestro mejor ejemplo es el Máster Junior de Creación Literaria. Este programa se formó en 2002 y fue ideado por Alejandro Gándara y otros profesores y especialistas en educación para jóvenes de entre 17 y 21 años, con el convencimiento de que “la creación literaria y la escritura no representan una habilidad más en la educación de los jóvenes: son la manera en que se vuelven capaces de contar el relato de su vida.” Desde entonces, han pasado por el programa cientos de jóvenes y los resultados no aparecen en los medios de comunicación pero sí son noticia: el 90% de los alumnos que llegan a la ECH para hacer un curso de escritura terminan mejorando su rendimiento general en la enseñanza formal.

El programa se ha desarrollado tres años consecutivos, hasta 2010, con el apoyo del Ministerio de Cultura de España gracias a su política de subvenciones y permitió que la totalidad de los alumnos fueran becados durante los primeros tres meses del programa anual. En 2011 la ECH no recibió la subvención y, sin embargo, la decisión –nuevamente– fue continuar. La Fundación ECH ha asumido la subvención del programa y permitió que todos sus alumnos estudiaran los primeros dos meses de forma completamente gratuita. Desde su creación en 2000, la ECH, gracias al aporte de su Fundación, ha concedido 220.000 euros en becas.

juniors3La estructura pedagógica del Máster Junior en Creación Literaria se basa en la enseñanza práctica de la creación, es decir, en la ejecución de tareas cuyos recursos son la imaginación, la relación entre distintos campos del conocimiento, la intuición y el desarrollo práctico de obras artísticas. Desde este punto de vista, las materias que se imparten contienen conocimientos teóricos y exigen proyectos creativos, rehuyendo la erudición convencional y la espontaneidad sin fundamento. Se trabaja manipulando los conocimientos y los materiales artísticos para darles una nueva fisonomía, buscar preguntas nuevas o respuestas distintas y buscar posibilidades inéditas que abran caminos a las inquietudes de cada alumno, cubriendo así un espacio vacío en los planes de estudios convencionales.

En palabras de Alejandro Gándara, “El Máster Junior en Creación Literaria es, básicamente, un espacio de debate con los alumnos, donde creo que el profesor está más obligado a aprender que los propios estudiantes. Entiendo el conocimiento con una base dialógica, al estilo socrático, es decir, el que más sabe que no sabe nada ha de ponerse en cuestión ante los que están aprendiendo. Las lagunas, las contradicciones, las diferencias, son lo que producen la tensión necesaria para que el conocimiento y la actitud ante el conocimiento produzcan alguna especie de beneficio.”

Los encuestados por el CIS atribuyen la mala calidad de la enseñanza a diversas causas: la falta de medios -profesores o materiales-, la baja exigencia a los estudiantes y la poca motivación del profesorado. La misma investigación indica que un porcentaje superior al 56,8% cree que el Estado y las Autonomías gastan demasiado poco en educación, mientras que un 50,7 % considera lo mismo en el caso de las comunidades autónomas, un dato que se completa con la pobre consideración que seis de cada diez tienen sobre la situación de la enseñanza. La noticia deberá ser ¿qué se hace con el dinero que sí se recibe? La respuesta que está dando la ECH es reorganizar sus recursos para continuar a pesar de la crisis, continuar porque existe la crisis.

Javier ZamoraEl interés y el empeño de la Fundación ECH en proyectos de escritura creativa para jóvenes se sostiene en la idea de que la creación hay que entenderla como la forma moderna de acercarse al conocimiento y también como la respuesta adecuada a las exigencias profesionales del nuevo mercado laboral. Los alumnos mejoran su calidad educativa de la semana y, además, llegan los sábados a las diez de la mañana a la ECH deseosos de aprender. Así lo relata Javier Zamora, de 20 años, ex alumno del curso, cuando se le pregunta cómo fue su experiencia en la ECH: “Intensa. Un sábado por la mañana o un jueves hasta las doce de la noche tienen que serlo para que decidas estar ahí,  leyendo reliquias de la historia o libros que parecerían New Wave si los sacas en una conversación normal. Intensa y muy estimulante en todos los sentidos. Y sentirse estimulado hoy en día en una institución educativa no me parece poco, de hecho me parece muchísimo.”

, ,

No hay Comentarios